Gracias a la mayor comprensión de la enfermedad han surgido tratamientos que permiten tratar el cáncer de mama metastásico con una mejora de la sobrevida y la calidad de vida.

En los últimos años, el tratamiento del cáncer de mama ha tomado importancia a nivel mundial y han surgido nuevas drogas para su tratamiento. La medicina de precisión ha contribuido a la comprensión de que la enfermedad no debe ser vista como una sola, sino como diferentes patologías en su origen y comportamiento.

Puntualmente, en el cáncer de mama metastásico existen avances para el tratamiento del subgrupo HR+/HER2-, y después de varios años sin nuevas opciones, han surgido nuevos mecanismos de acción que dan una alternativa a estas pacientes.

En la experiencia clínica, tanto en Chile como el mundo, las pacientes que se han podido tratar con estas drogas basadas en novedosos mecanismos de acción, han tenido una excelente respuesta clínica. Algunas han podido controlar la enfermedad por bastantes meses, y en otros casos, incluso, ha habido disminución de las lesiones metastásicas.

En todo el mundo, se estima que cada año se diagnostican 1,67 millones de nuevos casos de cáncer de mama[i], y cerca del 30% de ellos, presentarán una  enfermedad metastásica regional o a distancia al momento del diagnóstico[ii].

En ese contexto, la comunicación del médico con la  paciente se vuelve fundamental para entregar el mensaje de que un cáncer de mama puede transformarse en algo cercano a una enfermedad crónica, si se recibe la terapia adecuada y si se cuenta con el acceso a ella.

 

Mayor equidad

El conocimiento del público sobre los temas del cáncer de mama a menudo se deriva de los casos de pacientes con este mal detectado en fases tempranas. Esas sobrevivientes reciben la atención de los medios de comunicación y la comunidad. En contraste, el Informe Global de Cáncer de Mama Metastásico (CMM): Reporte de Una Década 2005–2015, desarrollado por Pfizer en colaboración con la Escuela Europea de Oncología, revela que los términos “cáncer de mama avanzado” o “cáncer de mama metastásico” no son ampliamente entendidos.

De hecho, el estudio confirma que del 22% al 40% de las pacientes con CMM encuestadas en Argentina, Brasil y México se sienten marginadas de la comunidad de cáncer de mama.

Además, estas pacientes permanecerán en tratamiento por el resto de sus vidas. Por lo tanto, la prioridad es atender la calidad de vida de las mismas. En esta encuesta realizada a 582 oncólogos, enfermeras y líderes de cáncer de mama (realizada en 9 países, incluyendo a Brasil y México), el 79% mencionó una mayor calidad de vida y mejor apoyo como la segunda de cinco prioridades para las pacientes con CMM, más allá de las necesidades de los tratamientos médicos.

En este sentido, es relevante visbilizar las necesidades de  las pacientes con CMM mediante una mayor equidad en la disponibilidad de información sobre la enfermedad y acceso a tratamientos de última generación.

 

[i] Globocan. http://globocan.iarc.fr/Pages/fact_sheets_cancer.aspx

[ii]National Cancer Institute, 2017  https://progressreport.cancer.gov/diagnosis/stage