El pasado 18 de mayo de 2018 se  firmó un importante  acuerdo de colaboración empresarial entre Hotel Noi Blend Colchagua y Fundación Vi-da.

En una informal ceremonia que se llevó a cabo en el restaurante de Hotel Noi, se celebró el acuerdo entre la empresa y la  institución que ayuda a personas que sufren de cáncer.

En dicha ceremonia firmaron en representación de   Hotel Noi Blend Colchagua su  gerente residente, don Nicolás Délano Heiremans y por Fundación Vi-Da su presidenta, doña Nancy Sarpi Pacheco.

La reunión se llevó a cabo en presencia de Roximel Pompey Rincón, Jefe de Operaciones de Hotel Noi, la trabajadora social de Fundación Vi-Da, doña Francisca Salgado Sandoval,  y  los directores de Fundación Vi-Da don Jorge Fernández Sarpi y don Guillermo Quinteros Peña.

El acuerdo tuvo por finalidad formar una alianza colaborativa en la que Hotel Noi Blend Colchagua, en el marco de la responsabilidad social empresarial, se comprometió a hacerse parte del fin fundacional de la institución, adhiriéndose a la iniciativa y poniéndose a disposición de la institución para la prestación de distintos servicios o actividades que se irán generando en el tiempo en base a propuestas que haga Fundación Vi-da o que nazcan de la iniciativa de Noi Blend Colchagua o de sus trabajadores  y que irán  en exclusivo beneficio de los pacientes de Fundación Vi-Da.

De acuerdo a ello, en una breve entrevista con el Gerente Residente de Hotel Noi Blend Colchagua, éste habló de las características del Hotel y  señaló las motivaciones que llevaron a la empresa a hacerse parte de ésta noble causa.

 

Reseña

Hotel Noi Blend Colchagua se encuentra situado a 150 kilómetros al sur de Santiago, en el corazón de la región vitivinícola de Chile. Este hotel mantiene su raíz clásica,  cuyas instalaciones que datan desde el año  1875  fueron parte de una hermosa casa de campo con  bodega de viñedos.

 

La experiencia de la hospitalidad en Chile en Hotel Noi Blend Colchagua, está por sobre todo para hacer sentir a sus huéspedes como en casa, cada una de sus instalaciones está diseñada para inspirar sensaciones únicas, desde habitaciones de lujo, spa y terapias innovadoras con inspiración local, una cocina gourmet hasta excursiones y aventuras fascinantes. El compartir el amor y el respeto a los recursos naturales vitales de Chile y el compromiso con la preservación de la tierra para las generaciones futuras se hace desde el corazón”; señala su gerente de operaciones, Nicolás Délano.

 

Nicolás Délano, Gerente Residente

 ¿Cuál fue su motivación para colaborar con Fundación Vi-Da?

La motivación principal para hacernos partícipes fue que nos llamó la atención  el hecho de que  Fundación Vi-Da  no solo se enfoca en un tipo de cáncer ni en un rango de edad determinado. La institución posee un equipo multidisciplinario que vela por todo tipo de pacientes; y más allá de brindar solo el apoyo que el paciente necesita para superar su enfermedad, se enfocan además en un acompañamiento en todas las etapas de la enfermedad.

¿Cuál creen que será su mayor aporte en este convenio?

Queremos más que brindar una ayuda económica, intentar prestar el mayor capital humano para cualquier actividad que desarrollen como fundación y de ésta manera lograr compartir gratos momentos al brindarles alegrías a aquellos pacientes que luchan diariamente con esta enfermedad. Nos motiva mucho ser partícipes de su proceso y más ser un aliento de esperanza.

¿Qué importancia cree usted que posee Fundación Vi-Da en la región?

Consideramos que la labor que la fundación desarrolla es de gran utilidad, siendo la única en la región y con la amplia gama de atención que posee, les brinda a los pacientes un apoyo global en todos los  tiempos de su enfermedad.

¿Qué mensaje les gustaría transmitir a otras empresas que aún no desarrollan su Responsabilidad Social Empresarial?

Es importante siempre participar en estas actividades, contribuir y compartir un poco de lo que se tiene, de quienes estamos sanos, de pie y con fuerza hacia aquellos que lamentablemente pasan por procesos de enfermedad y que en momentos no poseen la capacidad para salir adelante de manera autónoma. Todo esto va más allá de cumplir con una obligación, es el sentido de colaboración con el prójimo que necesita una mano amiga y de apoyo para sobrellevar las adversidades de que conlleva el cáncer.