Es normal sentir que no sabe qué decir a una persona que tiene cáncer. Es posible que usted no conozca muy bien a la persona o puede que se trate de una relación cercana. Lo más importante que puede hacer es decirle de la manera más apropiada y prudente, que está enterado de su enfermedad. Puede mostrar interés y preocupación, puede expresar aliento o puede ofrecer apoyo. A veces, las expresiones más sencillas son las que tienen más significado. Y a veces, tan sólo escuchar es el mayor apoyo que puede ofrecer.

Por lo general es mejor no contar historias acerca de parientes o amigos suyos que han tenido cáncer. Todos son diferentes, y puede ser que estas historias no le ayuden. En su lugar, está bien hacerle saber que usted está familiarizado(a) con el cáncer debido a que ya ha tenido la experiencia con alguien más. Así, la persona con cáncer podría continuar la conversación a partir de ahí si así lo desea.

A continuación, le presentamos algunas ideas:

  • «No estoy seguro(a) de qué decir, pero quiero que sepas que sí me preocupo por ti».
  • «Lamento saber que estás pasando por esto».
  • «¿Cómo sigues?»
  • «Si quieres hablar de ello, aquí estoy».
  • «Por favor avíseme si te puedo ayudar».
  • «Estaré pensando en ti».

En definitiva, es importante ser sinceros y mostrarse atento a lo que necesite la persona. No se debe caer en la invasión de su espacio y ser prudente al momento de querer brindar apoyo, simplemente escuchar o dar un consejo ¡Responda con el Corazón!.

Diana León, Psicóloga de Fundación Vi-Da.-